Compartir
Enviar a un amigo Imprimir
Viernes, 16.07.2010

Tag Ingenieros implanta solución RFID en TendaVins

La implantación de la solución RFID en TendaVins, tienda en Ontinyent, Valencia, especializada en vinos y licores, ha permitido a la empresa incrementar la atención al cliente hasta la excelencia. Ahora, los clientes cuentan con una mayor información sobre los vinos que hay en la tienda y, de forma autónoma sin preguntar a los dependientes, pueden tomar la decisión de la compra. El punto de información de la tienda basado en RFID proporciona todos los datos que exigen los cada día más informados clientes del mundo del vino. Este sistema es una gran novedad que diferencia a TendaVins de otras tiendas especializadas en este sector EMPRESA TendaVins es una empresa valenciana con más de 12 años de experiencia en el sector de la distribución.

Acerca tanto al hostelero como al particular los cavas, vinos y destilados de mayor calidad, asesorando y proporcionando un servicio personalizado. En colaboración con sus clientes y proveedores organiza cursos, catas, charlas y demás actos de formación en torno al mundo de la viticultura, con el fin de mantener una información fluida, actualizada y de primera mano de las novedades y cambios en el sector. Cuentan con unas 2.000 referencias que se renuevan y amplían periódicamente. Se encargan de la distribución de varias de las bodegas más destacadas de Valencia y de las zonas cercanas, situadas la gran mayoría de ellas en la comarca de La Vall D’Albaida. También colaboran de forma muy estrecha con los productores, lo cual les permite conocer muy a fondo su trabajo y sus caldos desde el propio viñedo hasta su salida al mercado.

La mayor expansión y especialización de “TendaVins” en la actualidad es la de la distribución al particular y profesional de los productos elaborados por los viticultores de la zona, los cuales están al mismo tiempo en plena expansión ya que el sector de los vinos de calidad está hoy en día en pleno crecimiento.

Cuentan con una tienda donde se exponen y ofrecen todas las referencias y un almacén junto a la misma donde se mantienen las referencias en perfectas condiciones hasta su distribución por toda la península.

NECESIDAD
La gran variedad de referencias de las que dispone la tienda y su constante renovación de las variedades, tanto en vinos como en licores, hacía necesario un sistema que permitiera conocer con fiabilidad y precisión las características y cualidades de cada una de ellas. Aunque todas ellas son conocidas por los dependientes, que constantemente asesoran a los clientes, estos poseen cada vez más conocimientos sobre el producto para poder realizar sus propias selecciones de vinos y licores. De esta forma, se requería algún sistema para poder transmitir dicha información del producto al cliente sin la necesidad de la intervención del dependiente. Se analizaron diversas tecnologías como el código de barras pero finalmente se optó a la RFID por su facilidad de uso al no depender de una lectura con visibilidad directa y poder leer varios productos simultáneamente.

“Los inicios del proyecto de RFID en TendaVins tienen lugar debido a que se busca una mayor atención por parte del cliente. La cultura del vino cada vez tiene una mayor aceptación entre la gente y se busca conocer más datos sobre el producto que se consume. TendaVins mantiene su propia página web. En la página web se incluye toda la información sobre los productos de la empresa, tales como la bodega de producción del vino, el año de producción, información sobre la cata, el precio… La empresa Tag Ingenieros ofreció la opción de tener toda esa información disponible en la tienda, de forma que el cliente se familiariza y obtiene experiencia con la página web en la tienda y no sólo sirve para la compra de productos por internet desde casa.” comenta Miguel Silvestre, gerente de TendaVins.

OBJETIVOS
El objetivo de la introducción de la tecnología RFID en TendaVins es proporcionar facilidades a los clientes en el proceso de selección de las botellas. Con este proyecto lo que se pretende es ofrecer un punto de información interactivo, en el que el cliente es capaz de conocer la información más relevante sobre el vino o licor escogido. Se trata de un sistema revolucionario orientado a satisfacer las demandas de aquellos clientes con conocimientos en enología y viticultura, mediante el cual pueden informarse sobre las catas y maridajes de los principales vinos y licores puestos a la venta en TendaVins.

Asímismo se utiliza para satisfacer la curiosidad de los clientes más inquietos y ampliar sus conocimientos enológicos.

SITUACIÓN ANTERIOR
Anteriormente no existía ningún sistema de información automático sobre los vinos para los clientes. Todas las recomendaciones y dudas eran resueltas por los propios dependientes de la tienda, que son expertos del sector.

SOLUCIÓN
Se ha implantando un punto de información inteligente donde los clientes pueden consultar la información sobre cualquier referencia de la tienda, ya sean vinos o licores. Para ello se ha instalado un lector de sobremesa OEM con antena integrada dentro de una barrica que hace de mesa o soporte con el objetivo de integrarlo en el diseño de la tienda. Su adaptación la ha sido el propio integrador, Tag Ingenieros.

El punto de información lo completa una pantalla táctil situada en su parte superior, que muestra la información del vino seleccionado a través de la propia página web de la empresa. Este sistema se aloja en un ordenador, el cual incorpora conexiones tanto Ethernet como WiFi, para poder contactar con la información de los productos almacenada en la base de datos del sitio web de la empresa. A cada una de las botellas de la tienda se les ha colocado una etiqueta del tipo collarín que lleva adherida un tag RFID en UHF del modelo Thin Propeller del fabricante Impinj.

Trace Tecnologías, fabricante de etiquetas RFID ubicada en España, ha producido los tags RFID. Esta etiqueta RFID está codificada de tal manera que cada vino tiene una identidad única. Además, la etiqueta en formato collarín mantiene separado el tag RFID del líquido, evitando posibles inconvenientes y asegurando la lectura en UHF.

Este sistema ha contado con el aval del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa AVANZA PYME, dirigido por el centro tecnológico CETEMMSA de Mataró. “Se eligió la tecnología RFID para facilitar la tarea del cliente. Con la tecnología RFID, cada botella de vino queda identificada de forma única e inequívoca, sólo acercando la botella de vino a un lector RFID, se carga la página web del vino en concreto, sin tener que teclear el nombre del producto”, comenta Javier Muñoz, director general de Tag Ingenieros.

FUNCIONAMIENTO
El integrador, TAG Ingenieros, suministra a TendaVins todas las etiquetas de collarín con RFID codificadas en base a las indicaciones del cliente. Estas etiquetas son totalmente reutilizables para el mismo tipo de vino, licor o cava.

Estas no contienen información asociada al código de barras, pero sí al tipo de producto que hace referencia a la base de datos de TendaVins. El empleado debe poner la etiqueta de collarín a la botella correspondiente. En esta etiqueta se informa al cliente de que si sitúa la botella sobre la barrica del punto de información, podrá conocer más sobre las características del producto.

El cliente escoge una botella de vino, cava u otra especialidad y la coloca sobre la barrica situada en el interior de la tienda. De inmediato, el lector de sobremesa desarrollado por el integrador y ubicado en el interior de la barrica lee el tag RFID, obteniendo su identificador único. Una vez se ha obtenido el identificador del vino, se realiza una conexión a través de la página web de TendaVins y aparece en una pantalla, de grandes dimensiones dispuesta en la tienda, toda la información referente al producto escogido que se encuentra en la base de datos de la empresa.

Esta información hace referencia a la bodega que ha producido el vino, año de su producción, su conservación, información sobre la cata, varietales, el precio del producto u otros productos producidos por la misma bodega. Si el cliente queda satisfecho con las características del vino escogido, sólo requerirá al dependiente para el cobro de este.

Por otro lado, el cliente puede seguir consultando la información sobre el resto de productos que se encuentran en la tienda. Una vez vendido el vino o cava, el empleado extrae la etiqueta de collarín para poder introducirla en otra botella del mismo tipo, este proceso obliga a tener siempre la misma disponibilidad de producto en la tienda.

BENEFICIOS
Los clientes de TendaVins se encuentran muy satisfechos con el sistema RFID, ya que les permite conocer en detalle toda la información y cualidades de los vinos y licores de la tienda. Este es uno de los principales beneficios de la introducción de esta tecnología en la tienda.

El desarrollo de la página web con toda la información sobre los productos de la tienda ha ayudado al proyecto, ya que se disponía de una gran base de datos donde obtener toda la información. Los clientes pueden conocer en cualquier momento y de una manera rápida y sencilla la información, catas o varietales de cada uno de los vinos seleccionados.

Esta experiencia permite a los clientes conocer toda la información e introducirse en el mundo de la enología y la viticultura. Además, gracias a la interactividad de la aplicación RFID, los clientes no dependen de los encargados de la tienda para conocer las propiedades de los vinos, sino que ellos mismos son los responsables de seleccionar y elegir el más adecuado para sus gustos.

“Realmente la época navideña es un periodo donde la gente suele consumir más vinos, cavas… Nuestra tienda suele estar más llena de gente, con lo que el sistema facilita el tiempo de atención a los clientes selectos que desean conocer toda la información detallada de los productos que van a consumir.” argumenta Miguel Silvestre, gerente de TendaVins.

Fuente: RFID Magazine

Deja un comentario