Compartir
Enviar a un amigo Imprimir
Martes, 14.08.2012

ANH publica licitación pública para lanzar el programa B-Sisa

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), publicó en diarios de circulación nacional la licitación pública para adquirir equipos destinados a la implementación del programa informático Boliviana de Sistemas de Autoidentificación (B-Sisa).

El B-Sisa reforzará el sistema de control en la venta de carburantes en el país y, una vez en operación, evitará su desvío al contrabando, a la reventa, al acopio ilegal y al narcotráfico, según información oficial de la entidad.

La licitación tiene carácter nacional y está orientada a la compra de antenas, lectores y etiquetas de Autoidentificación (Tag) con tecnología RFID (Autoidentificación por Radiofrecuencia).

El B-Sisa utiliza la tecnología RFID y con su aplicación interconectará a las 700 estaciones de servicio que hay en todo el territorio nacional con la ANH.

Se prevé que la instalación de equipos RFID -que ya está a prueba en un programa piloto en Cobija, La Paz y El Alto- estará lista hasta fin de año y contará con antenas receptoras que identificarán al vehículo que carga combustible, el software leerá la información del Tag pegado en el parabrisas de cada automotor y la transmitirá a un servidor central del ente regulador.

De acuerdo con el detalle de la invitación pública a los proponentes legalmente establecidos en el país, el precio referencial global para la adquisición de los equipos es de 38,2 millones de bolivianos y provienen de recursos propios de la institución estatal reguladora.

SEGURIDAD CIUDADANA

El artículo 49 de la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana “Para una vida segura” faculta a la Agencia Nacional de Hidrocarburos a implementar en las estaciones de servicio del país el B-Sisa para reforzar el sistema de control en la venta de carburantes en el país.

El uso del Tag, de acuerdo a la Ley, será de uso obligatorio en los automotores particulares, del servicio público, estatal, diplomático y para los que ingresen a territorio nacional. Para obtenerlo, el propietario deberá empadronar su vehículo. Sin esa etiqueta, que es gratuita, no podrá cargar combustible.

La norma establece que “toda la información generada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos, producto de la implementación del sistema, será compartida en línea con el Ministerio de Gobierno” y que, además, el ente regulador podrá coordinar con otras instituciones públicas competentes para mejorar el funcionamiento de la plataforma tecnológica.

De acuerdo con la licitación publicada en varios medios escritos, el precio de referencia para la compra de los equipos tecnológicos alcanza a los 38,2 millones de bolivianos.

Fuente: http://fmbolivia.com.bo

Deja un comentario