Compartir
Enviar a un amigo Imprimir
Lunes, 11.07.2011

Código de barras y RFID se complementan

La RFID y el código de barras son dos tecnologías que fueron creadas para identificar aviones y vagones de ferrocarril en la primera mitad del siglo XX, ahora pueden usarse complementariamente para hacer más eficiente la cadena de suministro. Todo dependerá del tipo de producto, de empaque y de los requerimientos de los clientes.

El código de barras es hasta 10 veces más barato que la RFID (el primero cuesta centavos de pesos, mientras el segundo cuesta centavos de dólar), pero con la identificación por radiofrecuencia se puede hacer la lectura de hasta 40 productos por segundo. Parecería que las empresas deben elegir entre costo o eficiencia, sin embargo ambas tecnologías pueden aprovecharse, sin que necesariamente una llegue a sustituir a la otra.

Alberto Moreno, director de desarrollo de negocios y mercados emergentes de Motorola, comentó en entrevista que las etiquetas RFID pueden utilizarse para identificar bienes de consumo de alto valor, como joyería, mientras que el código de barras es ideal para aquellos productos de consumo masivo, como dulces o agua embotellada, cuyo precio es menor que el de una etiqueta de RFID.

Potro lado, comentó que el código de barras es eficiente para identificar unidades de producto, embalaje primario y secundario, mientras que el RFID puede usarse para pallets e incluso este microprocesador se puede colocar en los gafetes de los empleados, por ejemplo, para conocer quién autoriza la salida de un lote de productos.

El directivo de Motorola, empresa proveedora de lectores y etiquetas RFID, dijo que las empresas pueden incorporar y aprovechar ambas tecnologías dentro de su cadena productiva ya sea como una estrategia para ser más eficientes o por requerimiento de sus clientes. Liverpool, por ejemplo, pide a algunos de sus proveedores que sus productos estén identificados mediante una etiqueta RFID.

El código de barras llegó a México en 1986. Fue creado en la década de los 50 en Estados Unidos, como un método para identificar mediante un sistema automático los vagones del ferrocarril. Y fue hasta 1966 que comenzó a utilizarse comercialmente.

La invención del RFID, antecede a la del código de barras. La identificación por radiofrecuencia fue utilizada por los aliados en la Segunda Guerra Mundial para identificar los aeroplanos como amigos o enemigos.

Esta tecnología se empezó a utilizar en México con fines comerciales hace aproximadamente cinco años. En un principio se especuló que podría sustituir rápidamente al código de barras, sin embargo sus costos aún son elevados en comparación con éste último, por lo que su integración en la cadena de suministro ha sido paulatina.

Fuente: cnnexpansion.com

Deja un comentario