Compartir
Enviar a un amigo Imprimir
Jueves, 11.03.2010

Las nuevas tecnologías emergentes

Con esta cita Jackie Fenn, vicepresidente y fellow de Gartner, dio inicio hace unos días a un webinar denominado “Prepare for Disruptive Emerging Technologies through 2020” en el que realizó un recorrido por las tecnologías emergentes que las IT tienen ahora a su disposición.
 
El mensaje fue claro: hay muchas tecnologías y se puede sacar provecho de muchas de ellas, incluso antes que lleguen a un estado de plena adopción. ¿Cómo lograr esto? Con bastante imaginación y mente abierta, pues lo que para unos puede ser la herramienta del futuro, para otros ya es la tecnología que le brinda ganancias.
 
Todos conocen el hype cycle de Gartner, herramienta que se utiliza para observar las tecnologías y determinar en qué estadío de adopción se encuentran ellas. Los cinco estadíos en los que Gartner divide el ciclo de adopción de una tecnología nos muestran que muchas pueden encontrarse en sus etapas iniciales y arrastran gran inquietud tras ellas, pero que es recién en su etapa final que muchas empresas deciden trabajar con ellas.
 
Gartner ha trabajado y rastreado el desarrollo de cientos de las llamadas tecnologías emergentes y ha encontrado que aunque algunas pueden encontrarse fuera de su etapa madura, pueden proporcionar valor a las organizaciones que deciden utilizarlas.
 
Aprovechar al público
El software social. Probablemente muchas empresas han implementado blogs y wikis dentro de su organización. Sin embargo, el verdadero reto es cómo generar valor con esas tecnologías en la forma de colaboración, dentro y fuera de la organización.

Una de las direcciones en las que se está yendo para encontrar valor fuera de la organización es el crowdsourcing. Este concepto es similar al outsourcing pero se realiza con personas que uno no conoce, y se basa en determinar cómo aprovechar a la gente que se encuentra fuera de la organización para hacer algo que de otra manera se tendría que pagar.
 
Con el advenimiento de la computación móvil es mucho más probable ahora que la computación sea parte de nuestras vidas reales. Por ello han aparecido tecnologías como la localización que determina la posición de una persona, o de un objeto, o también la identificación de objetos usando códigos especiales como el RFID o incluso el reconocimiento de imágenes para identificar qué es lo que estamos viendo.

En el futuro (2015) no solo podremos estar al tanto de comportamientos ‘simples’ -como el saber el estado o la posición de una persona-, sino comportamientos más complejos que incluso pueden llegar a la predicción del comportamiento.
 
Otras tecnologías
Los desarrollos alcanzados con la computación no solo se limitan a la “realidad aumentada” sino también a otras tecnologías ya conocidas pero que se encuentran mejorando, como el reconocimiento de la voz, la traducción mediante software, el reconocimiento de imágenes, todo lo cual puede beneficiarse del crowdsourcing.
 
Una tecnología que parece mitad ciencia ficción y mitad un gran juguete, pero que tiene un valor muy grande para la industria, es la de los robots móviles.

La aplicación que se destaca en la actualidad en este campo es la de la infraestructura móvil. Una de las aplicaciones de este tipo de infraestructura es la que se produce en la industria del cuidado de la salud. En los hospitales una unidad de videoconferencia móvil (el robot) puede ingresar a la habitación de los pacientes y permitir que el doctor interactúe con ellos a pesar de que el médico no se encuentre físicamente presente en el lugar.
 
Así, aunque las aplicaciones tradicionales de los robots móviles han sido la telepresencia en ambientes hostiles, vehículos autónomos, limpieza, reparto, juguetes, e incluso hasta compañía, en la actualidad se vislumbran otros usos como el de la telepresencia en otros entornos (el hospital no es un ambiente hostil), RFID, y almacenamiento.
 
En la actualidad, la investigación y desarrollo en el campo de esta tecnología apunta a tres actividades: llevar objetos, levantar objetos y realizar rescates, tanto para entornos militares como para emergencias de carácter no militar, e incluso en el mantenimiento del hogar.
 
La adopción en la realidad
A pesar de que estas tecnologías nos demuestran que no es necesario encontrarse en el “Plateau of Productivity” para otorgar valor a las compañías que las adoptan, las firmas prefieren irse hacia otras tecnologías más desarrolladas y probadas. Y dentro de un mundo tan conectado como el actual, es de preguntarse cuáles de las tecnologías de colaboración son las que ya han sido plenamente aceptadas por las firmas.
 
Fuente: cioperu.pe

Deja un comentario