RFID Point Cargando...

Energía / Servicios

Proveedor Malayo de gas propano trabaja con tecnología RFID

lpg.gif

Elpiji, proveedor Malayo de gas liquido propano (LPG) utiliza la tecnología RFID para automatizar sus procesos de llenado de gas en los cilindros. A tal efecto, instaló etiquetas pasivas RFID de baja frecuencia a cientos de cilindros en su planta de Penang. Gracias a esta tecnología, los trabajadores de la compañía reducen el tiempo que necesitan para llenar los cilindros de 30 a 2 segundos. 

El Director Ejecutivo de la empresa Elpiji, Geoffrey Lee sostiene que la compañía proveyó a sus clientes de cilindros de gas para usar en sus cocinas. Cuando los cilindros regresaron a Elpiji, dos cuestiones fundamentales debían ser determinadas antes de ser rellenados nuevamente. La primera era el peso del cilindro vacío. Algunos cilindros contenían residuos de gas y si el peso era inexacto, los cilindros se distribuirían parcialmente llenos a los clientes.

Para implementar el sistema RFID, Elpiji utilizó la ayuda de los lectores RFID neozelandeses desarrollados por EDiT iD, ya que se trata del primer interrogador RFID certificado para operar en ambientes explosivos. La segunda cuestión era conocer el día en que se fabricó el cilindro. La mayoría de los países necesitan chequear los cilindros 10 años después de su fabricación y algunas compañías de gas solo renuevan sus cilindros cada 5 años.

Anteriormente, cuando los cilindros vacíos regresaban a la planta para ser llenados, un operador leía manualmente el peso del cilindro y verificaba si era necesario renovarlo. Si era aprobado el uso del cilindro por su fecha, se eliminaba manualmente de la cinta transportadora. El proceso podía tomar un promedio de 30 segundos por cilindro, con lo que se creaba un cuello de botella en la línea de embotellado

Según Lee,”Queríamos desarrollar un sistema que no necesite del personal para obtener de forma manual la información requerida, como por ejemplo el peso de cada cilindro. A diferencia del código de barra, RFID es más preciso ya que la información no se daña tan fácilmente».

La primera tarea de EDIT iD fue desarrollar un interrogador RFID que pueda usarse de manera segura dentro de una planta de llenado de LPG. Con ese fin, la empresa desarrolló el modelo de lector 0205, certificado por el cumplimiento de las normas IECEx para los equipos electrónicos utilizados en ambientes explosivos.

El sistema también utiliza etiquetas que operan en 125 kHz LF de la firma alemana Tectus, que cumple con las normas ISO-IEC 18000-2 y los requerimientos establecidos por la Unión Europea para trabajar en entornos peligrosos.

Debido al peligro potencial inherente en el funcionamiento de RFID en un ambiente explosivo, el desarrollo y el proceso de aprobación demoraron más de cinco años. «Garantizar que los lectores, las etiquetas y las antenas sean a prueba de explosión fue el mayor desafío», al igual que garantizar que no hubo interferencia gracias a la cantidad de acero en la planta. Por lo tanto, es importante seguir perfeccionando el sistema”, afirmó Lee.

La etiqueta se ajusta a una base de datos de registros que incluyen el peso y la fecha de fabricación, expresó el Gerente General de EDIT iD, Mark Powell. Ahora, cuando un cilindro se coloca en la cinta transportadora, dos lectores fijos identifican cada cilindro y verifican su legalidad para ser recargado y rehusado.

Si no se adjunta una etiqueta al cilindro, éste automáticamente es empujado a un lado de la cinta transportadora y es rechazado. Del mismo modo, si la fecha de fabricación supera la reglamentación, el cilindro de gas es apartado.

Cada cilindro reúne todos los requisitos necesarios para se transportado a la siguiente etapa, cuando el sistema de carga requiera la cantidad exacta de gas para llenar ese cilindro. Los cilindros son automáticamente dirigidos a la inspección y limpieza. Todo el proceso toma dos segundos, y no requiere intervención humana.

Elpiji utiliza el software de control de la Industria Kosel, que modificó el sistema para aceptar la información que brinda RFID.

Según Powell, mediante el uso de identificación por radio frecuencia, Elpiji sería capaz de procesar hasta 700 cilindros en una hora en su pequeña planta de procesamiento, y hasta 3600 cilindros por hora en las fábricas más grandes. «Sin RFID, no sería posible leer la fecha de fabricación del cilindro y su peso».

Existe un importante potencial para expandir el sistema RFID de Elpiji a fábricas de toda la región de Asia y el Pacífico. «Por el momento, Elpiji no tiene forma de saber donde están sus cilindros de gas cuando dejan la planta de llenado», sostiene Powell. «Además, en algunos países, los cilindros de gas pueden ser robados por otras compañías de gas o vendidos para chatarra”.

Con las etiquetas RFID adjuntadas a cada cilindro, Elpiji podría instalar su propio software de logística y realizar un seguimiento de los cilindros desde las plantas de distribución a la reventa, entregando el pedido al cliente y para luego regresar a la empresa.

Lee señala que la tecnología RFID podría extenderse también a lo largo de una fábrica para facilitar la detección de fugas, limpieza, almacenamiento y otros procesos que se llevan a cabo después que un cilindro de gas es llenado. «Estamos todavía en etapas preliminares, pero la posibilidad de extender esta aplicación es inmensa. Elpiji procesa 450.000 cilindros solo en la planta de Penang y 32 millones en todo Malasia”.
 
Fuente: RFID Journal

¡Suscríbase a nuestro newsletter!

Si desea recibir periódicamente el newsletter de RFID point por favor envíenos su e-mail

Suscribirse