RFID Point Cargando...

 

Tecnología para no perder la valija

Tecnología para no perder la valija

La innovación tecnológica ha permitido que el volumen de equipajes perdidos haya disminuido considerablemente en los últimos años.

La tasa de bolsas y maletas mal gestionadas -dañadas, perdidas o entregadas con retraso- fue en 2016 la más baja de la historia, con una relación de 5,73 por cada 1.000 pasajeros, frente a los 6,5 bultos de 2015, según el reporte anual de gestión de equipajes 2017 de la consultora tecnológica internacional SITA.

Esta tasa lleva varios años en caída libre por la innovación tecnológica y el autoservicio de los pasajeros. En concreto, se podría viajar hasta 2007, año desde cuando, según SITA, las aerolíneas han reducido la tasa de equipajes mal gestionados en un 69,7% a nivel mundial, lo que ha supuesto un ahorro de 27 mil millones de dólares.

De hecho, factores como que cada vez haya más usuarios que vuelan solo con equipaje de mano, o que más del 60% de los aeropuertos y aerolíneas cuentan con servicios para que el usuario facture su propia maleta, junto con la instalación cada vez más frecuente de tecnologías de seguimiento de equipajes como el RFID, ha influido positivamente en disminuir esta cifra.

Además, el cambio de actitud es casi un hecho forzado. A partir de junio de 2018, se implementará la resolución 753 de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo IATA, por sus siglas en inglés, que requerirá que las líneas aéreas rastreen cada maleta que entra al avión, hasta las zonas de llegadas e incluso hasta los sistemas de transferencia.

Para prepararse para la resolución, se han puesto en marcha programas de inversión en toda la industria aérea. De hecho, la encuesta 2016 Airline IT Trends Survey reveló que el 74% de las compañías aéreas ha estado planificando programas de inversión en TI recientemente.

Buen ejemplo de ello es el centro que abrió a finales de 2016 Star Alliance para trabajar en tecnologías relacionadas con el equipaje. Desde la compañía aseguran que la mejor fórmula para reducir las incidencias con las maletas es proporcionar la mayor información posible a los clientes y usar la última tecnología.

RFID, ¿LA SOLUCIÓN?

Por menos de 0,1 dólar que cuesta poner una etiqueta con tecnología RFID en una maleta, se podrían ahorrar más de 3.000 millones de dólares en los próximos siete años ayudando a no perder el equipaje en las escalas, que es donde más incidencias ocurren. De hecho, el 46% de las maletas perdidas en 2016 fueron en alguna transferencia. A esto se suma que con esta tecnología los clientes reciben la información actualizada de la ubicación de su equipaje en el móvil, lo que el informe de SITA certifica que agrada al 76% de los encuestados.

En realidad, la identificación por radiofrecuencia (RFID) no es una tecnología nueva, pues lleva mucho tiempo empleándose en el etiquetado en tiendas, pero es ahora cuando las aerolíneas han empezado a fijarse en ella. Una maleta con tecnología RFID puede ser localizada en todo momento aunque esté con muchas otras bolsas amontonadas y no se desgasta, como ocurre ahora con las actuales etiquetas de papel.

Delta AirLines invirtió el año pasado un total de 50 millones de dólares en la implementación de etiquetas RFID y la compañía ha asegurado que las maletas son rastreadas con un 99,9% de precisión. “De la misma manera que los clientes quieren información en sus móviles sobre los cambios de vuelo, sabemos que también quieren saber dónde están sus equipajes,” aseguran desde la compañía americana.

La tecnología de Delta está presente en las 344 estaciones donde se encuentra la aerolínea en todo el mundo, pero parece que esta es la tendencia a seguir. ¿Volveremos a perder la maleta?

¡Suscríbase a nuestro newsletter!

Si desea recibir periódicamente el newsletter de RFID point por favor envíenos su e-mail

Suscribirse